LOS DIPUTADOS LOCALES DEL CONGRESO DE TAMAULIPAS, TODOS SIN EXCEPCIÓN, DEBEN DEJAR LAS CURULES POR INCOMPETENTES

Desde Nuevo Laredo:
La Columna Política de Carlos Domínguez

 

TAMBIÉN DEBEN ABANDONAR EL PODER EJECUTIVO LOS RESPONSABLES DE REDACTAR LAS REFORMAS AL CÓDIGO PENAL DE TAMAULIPAS

GOBIERNOS DEL ESTADO Y MUNICIPALES DEBEN DEJAR DE PAGAR PUBLICIDAD POLÍTICA EN MEDIOS IMPRESOS

Tras la irreparable falta de respeto a la ciudadanía mostrada por la totalidad de los diputados locales del Congreso de Tamaulipas, esos legisladores, todos sin excepción, deben dejar las respectivas curules a sus suplentes, pese al riesgo de que éstos podrían resultar más estúpidos que los titulares.

Haber aprobado las reformas al Código Penal sin estudiar ni discutir su contenido, es prueba de que los integrantes de ese órgano legislativo son en realidad los peores enemigos de los tamaulipecos.

No importa quienes sean los autores de la iniciativa de reformas al Código Penal de Tamaulipas. La obligación de los diputados en pleno era estudiar esas reformas y discutir ampliamente su contenido, antes de aprobarlas.

Obviamente, los diputados locales en funciones son más que ineptos, un verdadero peligro para los habitantes de Tamaulipas.

Se puede advertir que al menos la mayoría panista del Congreso Local, llegó al Poder Legislativo de Tamaulipas apoyados por el impulso político propiciado en campaña por el ahora gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

Pero la negligencia de los diputados locales en pleno es imperdonable. Lo justo y conveniente es que pidan permiso indefinido y dejen sus lugares a los suplentes, antes de que hagan cosas peores.

TAMBIÉN DEBEN ABANDONAR EL PODER EJECUTIVO LOS RESPONSABLES DE REDACTAR LAS REFORMAS AL CÓDIGO PENAL DE TAMAULIPAS
Respecto a los redactores de las cuestionadas reformas al Código Penal de Tamaulipas, los tamaulipecos exigen conocer sus nombres y sus ceses inmediatos, sin importar quiénes sean ellos.

Semejantes funcionarios incrustados en el Poder Ejecutivo del Estado, no deberían existir ni por error. Por la presencia de este tipo de “servidores públicos”, es que Tamaulipas está hundido en la inseguridad y violencia, trastornos sociales que se acentuarán en el futuro próximo si no se toman las medidas radicales en relación a estos sujetos protegidos por el anonimato.

Lo sano tanto para el gobierno del estado como para el gobernador tamaulipeco, es dar a conocer los nombres y deshacerse de quienes redactaron y turnaron al Congreso de Tamaulipas las reformas al Código Penal.

GOBIERNOS DEL ESTADO Y MUNICIPALES DEBEN DEJAR DE PAGAR PUBLICIDAD EN MEDIOS IMPRESOS
Desde el año 2008 los periódicos impresos en Tamaulipas dejaron de informar con oportunidad y veracidad a los lectores, empezando a la vez el declive en sus ediciones de ejemplares diarios, hasta convertirse en panfletos sin interés para quienes buscan información sobre los más importantes hechos.

La causa de esta pérdida de circulación diaria, es la ausencia de noticias reales en torno a la inseguridad y el impacto que provoca en las actividades productivas y sociales.

Desafortunadamente para todos estos periódicos impresos, la situación con el paso de los años no ha mejorado, sino empeorado, hasta convertir la actividad informativa en ediciones diarias insulsas y carentes de importancia.

De hecho, los matutinos impresos en Tamaulipas han sobrevivido como aliados incondicionales de los gobiernos estatal y municipales en turno, publicando boletines que en su mayoría son ajenos a la realidad que se vive en los 43 municipios de la entidad.

La aparición de las redes sociales en el 2012 y el surgimiento del periodismo independiente a partir del 2015, han hecho inservibles a los medios impresos.

Para empeorar la situación de los matutinos impresos en Tamaulipas, la ciudadanía está consciente de que la corrupción gubernamental tanto en los municipios como en el estado, se protege en estos periódicos por medio de publicidad política generalmente infame por falsa.

Por el ángulo que se quiera analizar la supervivencia de estos periódicos impresos, surgen las pruebas de su incumplimiento informativo, dedicados en exclusiva a temas sociales incongruentes con los graves problemas que laceran a la comunidad.

Sin embargo las redes sociales se han adueñado de todos los mecanismos informativos, dando cuenta con puntualidad de los hechos relevantes, casi siempre relacionados con la inseguridad y alertando a la ciudadanía a nivel local y estatal.

Por hoy es todo, pero mañana estaremos nuevamente en estos espacios de las redes sociales, Dios mediante.

CDR.
Periodismo Independiente.