La torpeza de Lydia…

0

CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

De poco o nada le sirvió a Lydia Madero García, todavía Secretaria de Salud en el Estado, tanto tiempo en la política ya que no aprendió nada, al contrario, sigue con sus poses de gran señora, de ama de hacienda, tan es así que dentro de sus propios allegados hay quien asegura que para ella saludar a los pobres es un martirio, que por eso  todavía sigue utilizando el gel antibacterial cada que abraza a las señoras de las colonias o a los hombres de los ejidos, el chisme es que hasta siente repulsión al dar besos a la gente cuyo único pecado es querer estar cerca de este gobierno.

Eso último es la razón por la que la Secretaria de Salud prefiere encerrarse en su oficina que más parece un bunker porque ahí a nadie atiende, a nadie escucha y como “no tiene nada que hacer”  pues se dedica a hacer la guerra a quien le cae gordo, se inventa pleitos y se pone a jugar a las vencidas con el resto del gabinete a quienes les asegura que ella encabezará la formula al Senado y que se tanteen porque también será la futura gobernadora.

Para fortuna de la gente ayer ya no se vio a Lydia en todo el día, no se paró en su oficina, muchas veces ha hecho lo mismo pero la buena noticia en este caso es que su ausencia  fue acompañada con el fuerte rumor en el sentido de que se analizaron los resultados de seis meses de trabajo en cada uno de los Secretarios y la titular de la Secretaria de Salud no la libró ni de panzazo, al parecer de que se va, se va.

Una realidad es que el sistema de salud no funciona de acuerdo a las expectativas de la gente y la responsable, la gran responsable de todo, es su titular a quien le ganó la soberbia, por eso se le acusa de todo, entre los males mayores, de no saber escuchar ni hacer equipo.

Nomás para que se dé una idea de los odios que provoca Lydia,  hay quien la acusa de ser la gran culpable del brote de hepatitis que se registró en Victoria y Guémez porque en lugar de ponerse a trabajar y orientar esfuerzos al combate al mismo prefirió acusar a la gente de cochina, de que su suciedad y no lavarse las manos es lo que los tenía enfermos y por eso los dejó casi a su suerte, que por fortuna fue mucha, alguien hizo el trabajo por ella y de esa forma se evitaron problemas para esta administración.

Es probable que sea real el rumor de que la primera en dejar el cargo, de los de alto nivel en esta administración, será la Secretaria de Salud, el sustento lo dan los resultados que ha dado, los números que ahí se manejan no soportarían conservar a Lydia como titular de esa dependencia por mucho tiempo, podría causar un desastre o un grave problema a la administración estatal.

Otro grave problema es que en la Secretaria de Salud con Lydia al frente no existe una sola estrategia en el combate a enfermedades previsibles y tan peligrosas como el dengue, zika y chikongunya, virus que se creían controlados o causaban pocos problemas pero que de un par de meses a la fecha  van en aumento, la razón es que la titular de Salud “no se da tiempo” para esos trabajos, ella prefiere la grilla.

Tan pobre es el trabajo de la Secretaria de Salud que ahora son los municipios los que tienen que hacer efectivo el trabajo de esa dependencia y hasta ayudan en cumplir con los objetivos del gobernador de tener cobertura total en los servicios de salud a los tamaulipecos.

Igual pasa en los hospitales y las jurisdicciones sanitarias, funcionan de acuerdo a la capacidad de sus directores de gestionar en un lado y otro, de que algunos buscan apoyos con el gobernador o sus allegados  y, también, lamentablemente la mayoría se mueve de milagro.

El caso es que aquella promesa en la toma de protesta como gobernador de Francisco Javier García Cabeza de Vaca en el sentido de que quien no cumpla a los tamaulipecos en su encargo se iría parece que muy pronto se hará realidad con Lydia.

Le diría que las cosas pueden cambiar pero no es posible por la actitud de la titular de salud, no cambia y no cambiará porque así ha sido siempre,  para sintetizar, no crea que los problemas en ese sistema son gratis o que solo se deben a la incapacidad de Lydia Madero, no, en las dificultades que se presentan también hay mucha soberbia y todo se adereza con la ambición de Lydia Madero, sus sueños guajiros de que será la candidata a Senadora, que ganaría y luego será la gobernadora de Tamaulipas, por lo menos eso afirman algunos trabajadores de la dependencia que se quejan de que esas quimeras la han cegado hasta el extremo de que tiene paralizada toda la dependencia al dedicarse a cosas ajenas a la misma, a cervecear y hacer grilla, uniforme puesto, en pleno horario de trabajo.

El futuro no pinta nada bien para Lydia, porque otra realidad es que no gana una elección de mayoría, la historia nos dice que nunca ha ganado un puesto en las urnas, vaya, si se compitiera en votación por ser jefa de la colonia tenga por seguro  pierde el puesto porque ni sus vecinos la quieren, tal vez la apoyaría su comadre y eso porque el rumor señala que le duplicó al ahijado la compensación de la esposa y lo hizo cuando a la misma se la habían reducido a la mitad y a todos los que no son sus cercanos también, igual es probable que ella votaría a su favor y esto último solo es probable porque si se ve antes en un espejo tenga la seguridad de que no se convence o se pelea con ella misma, y ya, ya no tiene más seguidores.

En los próximos días, tal vez pasando Semana Santa tal vez antes, veremos si se hace realidad el pronóstico de que se va la titular de la Secretaria de Salud, desde lejos se ve que si y que su problema, la torpeza de Lydia, fue jugar a la política electoral cuando de ella se demandaban resultados para los tamaulipecos, pero no, en lugar de ponerse a trabajar en lo suyo se dedicó  a espantar con el petate del muerto, a pelear con medio mundo, a hacer trabajo que no le correspondía, a simular que curaba el sistema de salud cuando en realidad está aferrada a regresar al Senado y ahora sí, dicen que dice, ir por la gubernatura en cinco años.

CENA De Negros le agradecerá un Me Gusta en su fanpage de facebook y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

 

Compartir.

Sobre el Autor