AL NUEVO LIDER DEL PRI, LE QUEDO GRANDE LA SILLA

Comparte esta noticia:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

VIERNES 22 JULIO 16
COLUMNA La@Red POR RUBEN DUEÑAS ARIZMENDI

Son muchas las voces de priístas que están pidiendo a gritos que los gobernadores de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo –Javier Duarte, César Duarte y Roberto Borge– sean expulsados del PRI por la comisión de presuntos actos de corrupción, cometidos en sus Administraciones, pero muy seguramente el nuevo dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, no se ha enterado.

En el mejor de los casos quisiéramos creer que no ha se enterado, ya que a dos semanas de haber protestado como máximo líder del Revolucionario Institucional sobre del problema de los tres gobernadores mencionados no ha dicho ni pío ni tampoco nos hemos enterado de que se haya avocado a estudiar las denuncias presentadas en contra de ellos ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del Partido Revolucionario Institucional.

Su actitud pasiva frente a los reclamos de priístas inconformes, entre ellos el consejero político nacional del PRI Armando Barajas Ruiz, el que pidió la suspensión de los derechos político-partidistas de los tres mandatarios estatales y por ende su expulsión del Partido Revolucionario Institucional, dista mucho de lo que prometiera el día de su registro como aspirante a la dirigencia nacional del partido y que con más énfasis reiteró en el mensaje que pronunció después de rendir protesta.

Palabras más, palabras menos Ochoa Reza dijo que tanto gobernadores como alcaldes y funcionarios del gobierno le están a fallando al PRI y adelantó que el partido procedería en contra de aquellos que no estén haciendo bien las cosas, ya que hay que limpiar y transparentar la imagen del Partido Revolucionario Institucional que fuera apabullado por el PAN en las elecciones del pasado 5 de junio.

Pensamos que el jóven maravilla del PRI en el poco tiempo que tiene de militar en sus filas y de los días que tiene haber asumido la dirigencia nacional de éste instituto político, ya se percató de la semejanza que existe entre la política y la lucha libre, pero creemos que también ya se dio cuenta de que lo pusieron en la dirigencia nacional del partido no para demostrar su valía como master y doctor en Ciencia Política ni sus conocimiento de abogado y economista, sino para hacer lo que le ordenen, tal como lo admitió su antecesor Manlio Fabio Beltrones.

Por lo consiguiente en el PRI no ha pasado nada y después de la madriza que les puso el PAN en las históricas elecciones del pasado 5 de junio, todo sigue igual y si todo va a seguir igual, como parece, no se necesita ser ni un genio ni un iluminado para augurar el triunfo del Partido Acción Nacional en las elecciones presidenciales del 2018, porque el mal terminal que viene arrastrando el Partido Revolucionario Institucional no es curable en dos años.

Lo que nos preguntamos es quién es Lázara Nelly González Aguilar, a la que de repente se le votó la canica y quiere ser la nueva dirigente del Partido Acción Nacional en Tamaulipas. Lo poco que sabemos de ella es que en el 2001 y en el 2004 buscó la alcaldía de Mainero, pero las dos veces la perdió. La volvió a buscar por tercera vez en el 2013 y la ganó.
Es cierto que en el 2012 contendió por la diputación federal por el Quinto Distrito Electoral Federal de Tamaulipas, pero tampoco se le hizo; llegó al Palacio Legislativo de San Lázaro, pero, pero, pero, como diputada federal plurinominal.

También es cierto que ya fue senadora del PAN por Tamaulipas pero hay que precisar que llevó por suerte ya que el titular de la senaduría era el matamorense Alejandro Galván Garza, más conocido por “El Matute”, pero Dios se lo llevó y en automático ella que era su suplente ocupó su lugar en el Senado de la República.

Eso es lo que tiene en su haber la todavía alcaldesa del Municipio de Mainero, su pueblo natal, cargo que pretendió dejar para regresar al senado en donde había pedido licencia para contender por la alcaldía, pero, pero, pero, topó en macizo con su suplente María Eugenia León, la que ya estaba montada en su curul en el Senado y le ganó el pleito, por lo que no le quedó de otra más que regresar a la alcaldía.

Oficialmente es miembro activo del PAN desde el 2002 hasta la fecha, pero aún con los 14 años de militancia que dice tener y los cargos que de bamba ha ocupado no le vemos por ningún lado los méritos como para asumir la dirigencia del PAN que es ahora en Tamaulipas el partido en el poder, pero creemos que su suerte está en manos del gobernador electo Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

El problema de los vehículos extranjeros que circulan en Tamaulipas de manera ilegal, más conocidos por “chocolates”, es un problema que va a existir mientras que México sea frontera con Estados Unidos, salvo que la Secretaria de Hacienda cierre por decreto la frontera para que no ingresen esos autos a nuestro país o admita sin objeciones de ninguna naturaleza la nacionalización de ese tipo de unidades.

Porque los autos americanos al igual que los migrantes, con muro y sin muro de por medio, van a seguir cruzando la frontera, por una sencilla razón son autos chatarra que ya no quiere en su territorio el gobierno de Estados Unidos y los dejan cruzar a México y son miles de vehículos los que desechan por año los norteamericanos.

Lo que no entendemos es porque Hacienda se cierra frente a los contribuyentes que están prestos y dispuestos a pagar los derechos que marque la ley por la nacionalización y prefiere despojarlos de sus unidades americanas que se van a pudrir al deshuesadero, pero que desde el primer día de su internación los propietarios de ese tipo de unidades han sido objeto de extorsión por parte de policías municipales, estatales y federales, “por violar la ley”, que estupidez.

Por cierto el presidente estatal de la organización “Hagamoslo con Pasión, A.C.”, Edgar Martinez Villanueva, dió a conocer que buscarán apoyo con el gobernador electo, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, para que al menos se frenen los operativos contra los autos “chocolates”.

La Unidad Académica Multidisciplinaria-Mante de la UAT obtuvo cinco reconocimientos nacionales de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIESS) por los logros alcanzados dentro de los procesos para elevar la calidad educativa en la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Durante la ceremonia el director de la UAM-Mante, Juan Alfonso Nava de León, presentó al rector de al UAT, Enrique Etienne Pérez del Río el Informe de los CIESS que avala la calidad de las carreras de Contador Público, Ingeniero en Sistemas Computacionales, Ingeniero Bioquímico Industrial, Licenciatura en Enfermería, e Ingeniero Agrónomo.

Precisó al rector que estos programas fuéron colocados en el Nivel Uno de los CIESS, que es el máximo nivel que otorga el organismo nacional y subrayó que este posicionamiento permitirá buscar la acreditación por los órganos reconocidos en el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES).

Comentó que con el apoyo del rector Enrique Etienne Pérez del Río se cuenta con mayor infraestructura, desarrollo académico, investigación y vinculación y a la vez se han mejorado las diferentes áreas y servicios que solventan la enseñanza y la práctica de los alumnos, es todo.

Después de muchos años de haber transitado por carreteras en mal estado, hoy por hoy Tamaulipas despunta como uno de los estados con más y mejores carreteras del país, ello gracias a que el gobierno del ingeniero Egidio Torre Cantú en coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha destinado importantes recursos para darles mantenimiento y continuidad, bien.

Otra buena noticia es que después de la trilla de las cosechas de sorgo el Gobierno del Estado nos reporta que Tamaulipas sigue manteniendo su liderazgo en la producción de sorgo y otros cultivos entre éstos la sábila, limón italiano, soya, canola y maíz palomero, entre otros.

En el reciente ciclo agrícola Otoño-Invierto en Tamaulipas se cosecharon dos millones 315 mil 968 toneladas del grano rojo, esto en una superficie de 689 mil 590 hectáreas, ubicándose por arriba del promedio histórico en la recolección de éste grano que la entidad apoya el 40 por ciento al país y el 5.3 a nivel mundial, de lo que se debe sentir satisfecho el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, porque sus esfuerzos no caen en el vacío.

E-mail rubenduenas15@hotmail.com
rubend@prodigy.net.mx