Sin categoría

El conflicto de los Smartphones

Maremágnum
Mario Vargas Suárez

Abro este espacio para comentarle que tal como lo planeo el Revolucionario Institucional de Tamaulipas, los cuatro precandidatos a las diputaciones federales por los distritos electorales con cabecera en Nuevo Laredo, Río Bravo, Mante y Madero ya se registraron ayer.
Al medio día, en el Boulevard Praxedis Balboa se escucharon los estruendos de tamborazos, matracas y maracas que combinados con los vivas y expresiones por el estilo tradicional del viejo PRI, anunciaban la llegada de Alejandro Guevara Cobos, por el distrito del Mante.
A las 12:30 Asomó el contingente que acompañó a Esdras Romero por el distrito con cabecera en Madero; A las 13:00 apareció el contingente que apoya la candidatura de Edgar Melhem, por Río Bravo.
Yahlel Abdala se unió al registro a las 13:30 por el distrito de Nuevo Laredo y entendemos fue la tercera mujer y octava precandidata del PRI a diputado federal, por lo que a Tamaulipas le sobró un varón y le faltó una mujer, con eso de la equidad de género.
Sin embargo, esto de la cuota de género ya se venía cocinando, cuando el líder estatal del tricolor, habló que la ley electoral no especifica el 50 % por entidad, más bien es por el total de candidatos. Es decir, de los 300 que se van a elegir en el territorio nacional, 150 deberán ser mujeres y el mismo número para los varones.
Cambiando de tema, le comento que hace algún tiempo en este mismo espacio, escribí sobre un buen negocio que un gringo inició, a raíz de la disposición del gobierno de Nueva York que prohibió no solo el uso o abuso, sino la introducción de celulares a recintos educativos públicos, como las universidades.
El negocio consistió en que el «abusado gringo» compró una camioneta tipo van y mandó hacer compartimientos donde cupiera un smartphone y, hasta la fecha, cobra un dólar por la pensión diaria de un celular.
El fenómeno de la pensión para celulares se multiplicó, pero ahora está a punto de cerrar -por lo menos en Nueva York- porque el nuevo Alcalde tiene en el tintero una iniciativa que permitirá el paso de celulares a las escuelas.
La impopular prohibición en las escuelas públicas podría ser sustituida por una política restrictiva que se puede aplicar en tres niveles u opciones a partir de marzo de este año.
Una primera opción es la obligación de que los dispositivos de comunicación permanezcan en las mochilas todo el día, pudiendo únicamente sacarlos en caso de necesidad.
El segundo nivel u opción es que el uso de los smartphones esté limitado a unas determinadas horas y ciertos lugares dentro del mismo plantel escolar. La tercera opción es que utilicen los teléfonos celulares de manera ocasional en el aula para integrarlos en los procesos educativos.
El Alcalde, hombre político de la Gran Manzana, quiere congraciarse con la población y deja que cada director de escuela determine el nivel u opción que desee y está dejando en la mente de los escolares y sus papás, que la idea fundamental es usar el sentido común para regular su uso en este espacio cotidiano para los jóvenes.
Sin embargo existen estudios, desde ensayos hasta investigaciones formales, que señalan una dependencia a los smartphones, de tal suerte que «nunca» lo apagan, día y noche la batería está en uso.
Es cierto que es muy impopular la prohibición del uso de aparatos de comunicación en centros escolares, la industria o dependencias de gobierno, sin embargo en mucho de los casos es muy indispensable, para una mejor productividad.
Las investigaciones policíacas de muchas partes del mundo, tienen claro que los smartphones juegan un papel preponderante en la comunicación de los delincuentes, además de las facilidades para adquirirlos.
Finalmente le comento que es una realidad innegable el que muchos estudiantes no respetaron la prohibición de llevar sus celulares a las escuelas, incluso el actual Alcalde admite que su hijo lleva su celular a clase.
Comentarios:mario.vargas@starmedia.com

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar