Estado

Alertan del riesgo de contraer cáncer o leucemia en el río San Juan

der1-440x293

MONTERREY, NL, (apro).- Los trabajadores que llevan a cabo labores de limpieza en el río San Juan, en Cadereyta, contaminado con crudo proveniente de un ducto de Pemex, se exponen a padecer cáncer o leucemia, denunció la diputada local panista Blanca Lilia Sandoval de León.

“Es impresionante cómo se convierten los seres humanos en esponjas, cómo usan su cuerpo para absorber petroquímicos. En un futuro hasta cáncer y enfermedades les da”, alertó la legisladora.

Incluso, advirtió que “algunos ya comenzaron a tener dolores de cabeza, malestares, dolor abdominal y náusea. Pero lo que son leucemias y eso, va a tardar un poquito más en manifestar los síntomas, tardan más de seis meses”.

La legisladora, quien es médico general por la Universidad Autónoma de Nuevo León, con posgrado de especialización en diabetes por el Tecnológico de Monterrey, dijo que ya notificó del desastre petrolero a Greenpeace, para que asesore a las autoridades en el manejo de la contingencia.

Al efectuar un recorrido por la zona afectada por el derrame detectado el sábado 16, la diputada pudo acceder sin equipo de protección. Luego, un ingeniero dispuso que ella y sus acompañantes vistieran ropa protectora.

Sin embargo, la legisladora observó que quienes ahí realizaban labores de limpieza, por mil 500 pesos semanales, lo hacían sin protección.

Al mostrar el ‘cubrebocas’ que le dieron en el lugar, dijo que el aditamento no era apropiado para el trabajo en el área: “Esta mascarilla sirve para el polvo, no para inhaladores químicos. Es una burla lo que te dan, porque en realidad sí tienen mascarillas de equipo”.

Después de que se supo que el derrame había afectado 11.5 kilómetros de acequia y 6.5 del río, la empresa BASA, contratada por Pemex para sanear el afluente, subcontrató a lugareños para que emprendieran las obras de recuperación.

Sandoval dijo que estos trabajadores improvisados hacen labores sin la protección adecuada. “No es gente capacitada. ¿Dónde está el curso de capacitación? Cómo van a saber cómo colocarse el equipo de protección personal. Petróleos Mexicanos tienen bien determinada la norma y el ingeniero me dijo que trabajan con el mínimo necesario”.

La diputada acusó directamente a Pemex de haber provocado el desastre ambiental en este municipio ubicado a 30 kilómetros al oriente de Monterrey, pero también de exponer a los trabajadores a las enfermedades por el desconocimiento que tienen del material tóxico que buscan recuperar y limpiar.

Por ejemplo, en el ejido Soledad Herrera, a un lado donde se encuentra asentado el campamento base para los trabajos de limpieza, Sandoval de León observó mujeres que recogían natas de petróleo con ramas, pero sin portar el equipo adecuado.

“¿Dónde está el equipo que anuncian, las desnatadoras? Ellas lo hacen con sus ramas. Se agarran la cara con todo el petróleo. La piel absorbe los hidrocarburos. El problema piensan que es una ronchita y, en realidad, son los químicos que penetran la piel y causan cáncer y leucemia mañana”, denunció.

“También hay problemas pulmonares”, alertó hoy en el Congreso local durante una presentación de imágenes.

Además, anticipó que las personas expuestas a la contaminación también podrían sufrir anemia aplásica e intoxicación por plomo.

Luego narró que después de dos horas en el lugar de la contingencia, sintió dolores de cabeza y mareos.

El reto del bote de agua

En el ejido Mexiquito, donde hubo afectaciones por el hidrocarburo, tomó agua de un pozo y encontró que estaba contaminada. La diputada mostró botes transparentes con el líquido y retó:

“Los invito a que vengan a tomar esa agua, porque yo no me la tomé. El olor que expide es de hidrocarburo. Es agua contaminada. Es impresionante cómo quieren minimizar esta situación”, denunció.

La doctora Sandoval exigió a las autoridades laborales a que acudan al lugar para que evalúen las condiciones en las que trabajan esas 300 personas residentes de Cadereyta.

Y a los encargados de Salud pidió que evaluaran en persona las condiciones en el área.

La legisladora hizo un llamado a Pemex para reconsiderar los trabajos concedidos a la empresa BASA, pues en su recorrido no observó personal de la paraestatal supervisando los trabajos:

“Que vea a qué empresa contrató, que ni cumple lo mínimo necesario para tener laborando ahí a estas personas. La refinería (Pemex Cadereyta) debe responsabilizarse de lo que pase ahí en los ejidos”, planteó.

El jueves 28, Pemex destacó en un boletín que ya había sido recolectado 90% del crudo derramado por desconocidos que pretendieron sustraerlo del ducto Madero-Cadereyta, que conecta con la refinería de esta localidad.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar