Sin categoría

Construcción de Nuevos Mercados en Tampico

foto mercado 1

LUCHA DE INTERESES ENTRE OFERENTES Y GOBIERNOS ESTATAL Y MUNICIPAL

Por Ramón Loo
A casi noventa años en que se construyeron los mercados municipales de Tampico, ahora sí parece que va en serio, la construcción de unos nuevos mercados por parte del gobierno estatal de Tamaulipas y el ayuntamiento de esa ciudad. Obra pública que en su aplicación total, afectaría en su dimensión a los locatarios, comerciantes y oferentes de esos centros de abastos.

Es por eso que, se ha comenzado a librar una espectacular y cruenta batalla entre los interesados en que se lleve a cabo, la tan esperada y necesaria construcción de unos modernos centros de abastos, y desaparecer para siempre esas anacrónicas y vetustas instalaciones… ¡que claro! esa obra pública beneficiaría inconmensurablemente a cierta élite de personajes, inmiscuidos entre la clase política-empresarial, de esa zona del Sur del estado Tamaulipeco.

Así como también favorecería considerablemente, a ciertos grupos de locatarios y comerciantes, que han servido a intereses mezquinos, esto a través de los años, por su participación activa, en negociaciones a “oscuras” con la autoridad municipal, en torno a la delicada situación que guardan esos mercados, que quedarían al descubierto con la pretensión de la mega construcción, de esa moderna obra pública de esos centros de abastos.

Además de exhibir un descarado contubernio entre esos cuantos locatarios, con políticos y funcionarios municipales, que se desenvuelven en el tormentoso quehacer de la tenebra política, donde varios de esos “líderes” de comerciantes han llegado a ocupar varios cargos públicos y algunos de ellos llegaron a descollar en el cuerpo colegiado de los gobiernos municipales, que ha tenido el honorable ayuntamiento de Tampico durante diversos trienios.

De tal manera que, eso hace más difícil que se logre una verdadera sinergia entre los principales interesados, en que se modernicen esos mercados, que ha través del tiempo, han sido remachados y parchados, ya sea por la intervención directa de algunos políticos y servidores públicos, que obviamente han sacado su “tajada” en su participación de esa gestoría y negociación, para tratar rehabilitar por etapas esas antiguas instalaciones.

Desde tiempos inmemorables, se han dado casos de traspasos indebidos de algunos de esos tramos comerciales, donde se supone y así quedó establecido, hace ya años, que las concesiones que pagan los locatarios al municipio no son negociables, solo transferibles a los familiares, esto al morir el comerciante al que le fue otorgada originalmente esa concesión por parte del ayuntamiento, durante las diversas etapas en que se llevó la construcción de los mercados “Hidalgo”, “Juárez” y “Madero”.

No se sabe a ciencia cierta, cuales fueron y siguen siendo las argucias, de las que se valieron, tanto los locatarios y los funcionarios municipales de las distintas administraciones públicas municipales de antaño, e incluso algunas de no hace mucho tiempo que, incurrieron en esos desaguisados que originaron, y crearon entre muchos “listos”, llevar a cabo un verdadero acopio de tramos por ciertos de esos comerciantes, y personas ajenas a ese circulo de mercaderes, que aprovecharon esa coyuntura para hacerse de un patrimonio indebido, pero solapado por la autoridad municipal en turno.

Y ahora que realmente ya es necesario, intervenir directamente y decididamente por parte del gobierno del estado de Tamaulipas y del ayuntamiento actual en Tampico, ante las condiciones deplorables de ese inmueble. Se aprestan los involucrados a celebrar una cruenta batalla, por la permanencia de esos espacios que son propiedad del municipio, pero que se encuentran concesionados para la actividad comercial, en esos mercados municipales, que a través de los años, se han venido deteriorando en su infraestructura, debido principalmente a la displicencia del gobierno, quién permitió se llegara a ese riesgoso extremo.

Pero lo peor y hasta peligroso de esa situación, es que dentro de ese lugar se ha generado una notoria y exacerbante anarquía entre los diversos comerciantes, que han logrado encontrar un indebido acomodo en esa desgastada superficie, para exponer y vender sus diversas mercancías, y que ahora ante el inminente proyecto de construcción, se sienten amenazados de ser desplazados por la autoridad gubernamental.

Pues otro de los puntos a tratar son los comerciantes de los puestos fijos y semifijos que operan en las banquetas exteriores, los pasillos y los que invadieron las plazoletas originales de esos mercados, y que muchos de ellos, ya han creado antigüedad, sin ser locatarios, pero avalados y protegidos por asociaciones o agrupaciones, que fueron solapados por la mismas autoridades locales.

Pero ese es otro tema que tocaremos, conforme se vayan suscitando los hechos en torno a la discordancia, y la oposición que prevalece en esos oferentes, de no querer salirse de ese perímetro comercial, para dar paso a la modernidad con la construcción de unas nuevas instalaciones. Y por otra parte tratar de salvar e impedir sea borrada la imagen histórica y de la tradición emblemática que significan esos centros de abastos, mejor conocidos como los MERCADOS MUNICIPALES DE TAMPICO.

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar