Estado

De balazos…

descarga (1)

CENA DE NEGROS

Marco A. Vázquez

Un día sí y otro también se escucharon las balas en nuestras calles, un día sí y otro también los delincuentes retaban a la autoridad, los exhibían y con ello nos hundían en la desesperanza porque a kilómetros se notaba que las “fuerzas del orden” salían a la calle a comprobar su suerte y no a cazar delincuentes y detener facinerosos.

La situación narrada era muy común en Victoria, en Tampico, Matamoros, Reynosa, toda la frontera chica, los municipios de la zona centro del Estado, en Nuevo Laredo, y en muchos otros municipios que fueron (y en algunos casos todavía lo son aunque ya no de manera escandalosa) presa de la inseguridad.

El facebook, el twitter, vieron nacer con mucha frecuencia cuentas y cuentas que hablaban de la violencia, de las situaciones de riesgo (SRD), y en muchas ocasiones con noticias que hablaban de muertos, enfrentamientos, y demás, fuimos parte de los TT, o lo que es igual, lo más visto y compartido en las redes sociales.

Hablo en pasado porque estos días son muy diferentes a los que vivimos hace dos o tres meses, hoy son más esporádicas las alertas, cada vez más lejanos los comentarios de enfrentamientos y, por lo menos en Victoria, la gente ha vuelto a apropiarse de las calles, con alegría disfrutamos que se ha diseñado una ruta de ciclismo por las noches, que la gente otra vez sale a las plazas, a los parques públicos.

¿Ha ganado el bien?, ¿somos un pueblo en paz?, la respuesta, en forma contundente, es NO, así con mayúsculas, la realidad nos dice que hemos avanzado mucho, pero en realidad mucho, y que la gente está recobrando la confianza, que la sociedad esta creyendo en la estrategia de seguridad, que da gusto que las cosas hayan sido atendidas de manera correcta o eso parezca hasta la fecha, pero todavía se ven casos de violencia y eso no debe ser normal en ninguna parte del planeta.

Por supuesto, nos lamentamos que apenas dos meses atrás el gobierno federal se haya dado cuenta que necesitábamos acciones contundentes, nos pone a llorar que por lo menos tres años de Felipe Calderón como presidente hayan preferido ver cadáveres regados por todas partes nomás para explotar la situación políticamente, y nos hace sentir mal que Enrique Peña Nieto haya tardado tanto, un año y poquito más que nos pareció eterno, en entender el problema.

Lo bueno, lo bueno es que los tamaulipecos hemos sido tesoneros, hemos sido tercos, empeñados en que teníamos que recobrar lo nuestro y los resultados están a la vista.

Hoy es tiempo de reconocer que Egidio Torre Cantú, gobernador del Estado, es quien ha pagado el costo político y también el económico, que es del gobierno estatal de donde salen compensaciones para los militares que andan en las calles haciendo funciones de policías, que del gobierno sale el recurso para la renovación de las policías, que del Estado sale cada peso que se le paga adicionalmente a los policías (que de siete mil pasaron a ganar 12 mil pesos mensuales), y que es el gobierno el que más acusaciones recibió en su momento.

También hay que reconocer que hubo mucha mejor coordinación con el gobierno federal de Enrique Peña Nieto que en los 12 años del gobierno federal a manos del PAN, de un tiempo a la fecha se han compuesto las cosas, el Secretario de Gobernación tiene por lo menos cuatro visitas al Estado en menos de 60 días, cada una de ellas con nuevos lineamientos, con más dinero, y con mayor propuesta sobre el tema de seguridad pública y eso habla del entendimiento.

No, le reitero, no somos el Estado seguro que todos queremos, padecemos muchos problemas que están ocultos y que solo el continuar con la estrategia diseñada va a permitir que a mediano y largo plazo desparezcan realmente.

Otra vez Tamaulipas sacó la casta, otra vez le decimos a México que estamos de pie, otra vez habremos de reiterar la lealtad a la nación y lo ideal es que también continuemos con el dedo en el reglón, decirle que los problemas del centro y sur de la República nos agobian porque nos hacen recibir a miles de migrantes cada año, insistir que no pueden tenernos cautivos con los mismos regímenes fiscales porque somos diferentes, y pedir mayor participación para solucionar nuestros conflictos.

A los migrantes los recibimos con los brazos abiertos, muchas veces con un empleo pero otros no tienen mejor suerte y los atrapa la maldad y nos causan daños, a eso nos referimos cuando decimos que los problemas del centro y sur nos agrandan los propios.

Todo esto viene a colación porque hoy se desarrollará en Ciudad Victoria la Segunda Conferencia de Seguridad de la región, van a participar funcionarios federales del más alto nivel, incluso el comisionado de seguridad Monte Alejandro Rubido y el Subsecretario de prevención del delito Roberto Campa, de los Estados de Nuevo León, Coahuila, Durango, y Tamaulipas estarán sus titulares de seguridad y funcionarios, Secretarios de Estado, y se hablará de la experiencia Tamaulipas, y se hablará de lo que están haciendo, y se hablará, seguramente, de lo que hace falta hacer y eso es bueno, habla, de que la estrategia se está realizando pensando, analizando, investigando y no depende de la suerte.

Este, sin duda, es un cuento de balazos, de aquellos días cuando se disparaban y se pretendía acabar con la inseguridad a plomazos hasta los de hoy que se han callado, que están silencios, y que debemos concretarnos en así mantenerlos por el bien de todos.

En otras cosas… si usted es usuario de twitter y vive en la capital del Estado o piensa viajar a la misma no olvide seguir la cuenta @siosvic le alertará en tiempo real sobre situaciones de riesgo, así lo prometió el alcalde Alejandro Etienne Llano, así que la estaremos vigilando…

Les dejo el twitter@gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Notas relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar