10 árboles caídos, cables derribados y partes de playa de miramar inundadas

PLAYA_02

 

 

-Es el saldo del frente frío y la lluvia en el municipio maderense.

Madero, Tamaulipas.- Los fuertes vientos que se registraron desde la noche del martes en la zona sur del estado dejó varios problemas en el municipio de Madero, como la caída de 10 árboles, así como también cables del suministro de energía eléctrica y diversos servicios derribados, así como inundaciones en algunas áreas de playa de Miramar.

La subdirectora de protección civil en Madero, Luisa Ramos Mendoza, se recorrió toda la extensión del boulevard costero, donde observan algunos encharcamientos en las zonas de bañistas, así como también de áreas como el monumento a la sirena y en la parte norte del máximo paseo principalmente.

Dijo que el reporte que recibieron es que las olas tuvieron un tamaño considerable, pues llegaron hasta los 6 metros de altura, provocado por las rachas de hasta 70 kilómetros por hora que tuvieron los vientos del norte, lo que fue la parte mas intensa de este frente frío, ya que a partir de la noche del miércoles y durante el jueves habrá una recuperación en el clima, a la espera de la llegada del siguiente fenómenos meteorológico, lo cual será el próximo domingo.

Mencionó que otras de las afectaciones fueron los cortes de energía eléctrica, los cuales se dieron en colonias como la Lázaro Cárdenas, Vicente Guerrero, Árbol Grande, ampliación de la Unidad Nacional, así como en la Candelario Garza, resultando afectadas 700 familias debido a ello.

Luisa Ramos Mendoza agregó que fueron 10 árboles los que fueron derribados por las rachas de viento y la pertinaz lluvia.

Indicó que se realizaron recorridos por los alrededores de la central camionera, de los hospitales, así como otros puntos de la ciudad, esto en conjunto con personal del sistema DIF Madero para detectar a las personas que se encontraban a la intemperie e invitarlos a trasladarse a los refugios temporales, brindándoles este apoyo, pero nadie quiso acudir a los mismos.

Finalizó diciendo que en la playa se quedará la bandera negra y se mantendrá la vigilancia para evitar que alguien trate de ingresar al mar en estas condiciones e impedir con ello alguna tragedia.