Estado

OBSERVANDO

images

Por José de la Paz Bermúdez Valdés

* El precio de la novatez.
* Carlos García González el poder detrás del trono.
* Un gobierno que no concilia fracasa.
* Observado

* El precio de la novatez.

Al parecer la nueva administración municipal de Matamoros inició sus actividades en medio de errores propios de aprendices de la actividad gubernamental municipal.
Por principio de cuentas la opinión pública le señaló que el recién designado Oficial Mayor del Ayuntamiento tiene antecedentes penales por el delito de fraude en el estado de Morelos. Contrario a lo que dicta el buen juicio y la prudencia, sin mediar explicación alguna sobre este asunto, de facto exculpó al señalado, argumentado que ella era abogada y a su juicio no existían elementos para solicitarle el retiro de la función pública.
Al parecer Norma Leticia Salazar Vázquez, además de alcalde de esta ciudad fronteriza tiene la propiedad y facultad de la transmutación. Se erige en presidente municipal con funciones de judicatura y con el simple argumento de la posesión de título de abogada exime a un presunto indiciado de su responsabilidad penal.

Su novatez llega más allá, inicia una cruzada de pintura en las instalaciones del edificio de la presidencia municipal y argumenta que la pintura le fue donada, no señala quién, mucho menos el donador aparece para reconocer el donativo.
En ese tránsito, se desata una polémica por la existencia del logotipo utilizado por la actual gestión gubernamental, precisando que comete el delito de plagio del logotipo de la ciudad de Melburne, Australia. Representantes legales de dicha ciudad, declaran en la ciudad de México que preparan una demanda por 50 millones de dólares, por el uso de dicho logotipo.

Nuevamente la edil matamorense aduce ser abogada de profesión y precisa que dicho logotipo le fue donado, sin precisar quién ni cuándo y el donador no hace aparición alguna, para precisar a título de qué hizo dicho donativo.

De acuerdo con la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, éstos no pueden recibir donativos, so pena de cometer delito, tipificado en dicho dispositivo legal. Es de extrañarse que argumentando ser abogada de profesión la alcalde desconozca dicho dispositivo legal y las sanciones a que se hace acreedora por la aceptación de donativos.

Nuevamente, estamos en presencia de novatez en el ejercicio de la función pública, toda vez que al desconocerse a los donadores, de lo que según la edil le fue otorgado, se desconocen las razones para la ejecución de dichos actos, presumiéndose el cohecho. No basta señalar que se lo regalaron si el actor de la donación no realiza la acción públicamente.

El enfrentamiento con los diversos organismos existentes en el municipio, violentando las relaciones de concordancia y ejerciendo acciones unilaterales pronto la llevaran a enfrentamientos tan innecesarios como improductivos, que a la postre le originarán un daño a la imagen de quien lograra ser la primera mujer que arriba al poder político de Matamoros.

Al parecer, carece de asesores en la materia y ello la puede llevar a un desgaste improductivo. En la administración pública se requiere hacer a un lado las cuestiones viscerales, las fobias sólo generan problemas, la divisa es gobernar para todos. Terminó la campaña política, continuar por la vía del enfrentamiento sólo conducen al fracaso.
La administración municipal empieza, no la manchen con el oprobio de la venganza o la revancha. Los asuntos propios de una administración pública se tratan con altura de miras, sólo así se pueden lograr metas futuras.

* Carlos García González el poder detrás del trono.
Al parecer el diputado federal Carlos García González aparece en los reflectores de la actual administración municipal de Matamoros, como quien ostenta el poder detrás del trono, señalando las acciones a realizar y determinando los caminos a recorrer
La caída en desgracia de su Agencia Aduanal y el quebranto económico sufrido por su señor padre, lo han llevado a cometer acciones de baja estofa como el mentir y agandallarse en la designación de cargos dentro de la administración pública municipal.
Al recomendar a Leticia Salazar que Ivette Bermea Vázquez , esposa del diputado federal fuera colocada como Secretaria de Educación Cultura y Deporte en la actual administración municipal, demostró su avidez por el dinero. Gana suficiente como diputado federal, tiene utilidades de las rentas que le pagan las farmacias Guadalajara y otras negociaciones como el OXXO, que operan en terrenos de su propiedad.

Además coloca a su esposa en un cargo que la anterior administración municipal había desaparecido. Sobre todo, colocada en una posición de la que no sabe ni jota. Argumenta que estudió una Maestría en Educación. La realidad es que de esta disciplina sólo sabe de cuánto será el cheque que le cobrará al pueblo de Matamoros. ¿Tanto dinero necesita Carlos García González que ahora hasta pillo se volvió?
En fin, como él presume que es el artífice del triunfo de Leticia Salazar, esta tiene que acatar los designios de uno de los poderosos que guían su transitar por el mundo de la política.

Carlos, sueña con ser el sucesor de Leticia. Si hoy ha enseñando el cobre, que no hará si llega a ser el candidato de Acción Nacional el 2015. Y gana. Si hoy colocó a su esposa para que cobre en una dependencia de la que no sabe que es educación.

* Un gobierno que no concilia fracasa.

Leticia Salazar, debe entender que su función es conciliar los intereses de la comunidad. Tal vez existan grupos, organizaciones, individuos a quien no acepta por diversas motivaciones, pero son parte de imaginario social y debe, atenderlos por igual que a sus compinches.
Elevar su fobias a nivel de querella o reyerta sólo puede conducirla a un desgaste político, que a la postre la deslegitime para la ocupación de otras responsabilidades públicas.

Su declaración hecha al periodista del Periódico Milenio el día de hoy en las instalaciones del auditorio Mundo Nuevo, respecto a la usurpación del logotipo de la ciudad de Melburne, Australia, de que debe preguntarle sobre este asunto a los directivos de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo, constituye una clara muestra de inmadurez.
Ella, como primera autoridad municipal está obligada a conciliar intereses, enfrentarse a un organismo comercial o empresarial, sólo puede generar violencia y en ese aspecto quien tienen menos que perder es el organismo empresarial. Esa declaración sólo genera agudización de conflictos. Debe haber mesura. El análisis sereno puede llevarla a sobrellevar críticas, señalamiento y desarrollar una administración pública de calidad.
Quienes dicen ser sus asesores deben hacer prevalecer la concordia. La política se hace con la cabeza no con las vísceras. Al parecer hace falta gente pensante.

* Observado.
¿Sabrá Ivette Bermea Vázquez, cuántas escuelas hay en Matamoros? ¿Dónde se ubican? ¿Conocerá a los directivos escolares?
¿Podrá distinguir la diferencia entre una escuela multigrado y una de organización incompleta? ¿entenderá cuáles son los programas compensatorios? ¿Entiende la diferencia entre Pedagogía y Ciencia de la Educación?
¿Entenderá los principios elementales de la didáctica? ¿conoce los programas de educación preescolar, primaria y secundaria? ¿Ha participado en la construcción de una malla curricular?
Si, puede responder por lo menos a tres de estas cuestiones, entonces sabe lo que debe hacerse en la Secretaría en la que la colocaron para que la tomara como una pista de concord. ¿Cuántas facturas más cobrará Carlos por sus inestimables servicios.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar