Estado

Rechaza Rafael Mendez apoyar acciones contra la Reforma Educativa

rafael mendez
SNTE: no vamos a callar protestas
ANABEL MANZANO
Dirigente estatal del magisterio calificó d imprudentes las acciones que se están realizando en torno a la reforma educativa.

Tampico • El dirigente estatal de la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rafael Méndez Salas, se reunió ayer con el tres por ciento de los maestros de la zona sur para disipar dudas sobre la nueva ley docente, ahí descartó cualquier intención de inhibir manifestaciones en contra a las que calificó de imprudentes y les pidió a los profesores no dejarse manipular.

En la plática sostenida en la Casa del Maestro se observó mínima presencia de profesores disidentes que han protagonizado las protestas de los últimos tres días y que hoy tienen previsto retomar.

“No quiero convencer de nada, ni tampoco desvirtuar algo, ni callar a nadie ni decir que con mi presencia ya no van a manifestarse, sería demasiado absurdo de mi parte pensar que traigo la varita mágica y que todo lo voy a componer, mi responsabilidad es decir la verdad, de frente y entrar al debate, pero les pido que no se predispongan”, sostuvo el dirigente magisterial en su discurso.

La reunión programada para las 15 horas inició con 30 minutos de retraso, hora en que Méndez Salas arribó al recinto acompañado de una comitiva de la sección. Ya lo esperaban el coordinador en Tampico, Rolando Ríos y el jurídico del sindicato, Oscar Tobías, así como una veintena de profesores que se acercaron para estrechar su mano.

“Se siente un ambiente de zozobra, de incertidumbre…quiero decir algo, siempre he dado la cara y la seguiré dando, si hay una parte del estado donde siempre he mantenido comunicación es el sur de Tamaulipas».

«Hoy corren tiempos de algunas incertidumbres, necesidades de comunicación, lo que no podemos permitir nunca es que por encima de la institución haya otros intereses”, refirió ante unos 400 docentes en sus primeras líneas Rafael Méndez.

Durante cuatro horas el líder en Tamaulipas del sindicato más polémico del país no dejaría de sudar ni de responder a las preguntas de los profesores, en su mayoría secretarios generales, supervisores y directores.

Luego de unos minutos, algunos maestros se animaron y lanzaron la primera porra de la tarde, enseguida llegaron dos intervenciones a favor de Méndez que venía preparado para los reclamos, porque así lo recibieron en Río Bravo y Reynosa.

Pero les advirtió: “se están equivocando mucho, porque si algo hemos hecho es trabajar cerca de ustedes, nunca a espaldas”.

Pero también reconoció que “hay cosas que no están en nuestras manos, lo que sí está es seguir velando sus derechos, diciendo que nunca se trastocarán, véase por donde se vea, analícese por donde se analice, crease o no, el SNTE está por encima de cualquier situación de protagonismo innecesario”.

Raquel Magaña González, maestra de formación cívica y ética de la Secundaria Técnica 84, fue la primera en quejarse porque la reforma educativa se aprobó sin revisarse y le pidió a Rafael Méndez visitar las escuelas para enterarse de la realidad, enseguida él respondió a cada cuestionamiento y ante la insistencia de la ex regidora le pidió no referirse a él como si lo conociera, “no diga cosas que desconoce de mí”.

Participaron unos 30 profesores, algunos se quejaron, pero la mayoría respaldó a su dirigente. “No veo a los maestros que marcharon ayer (viernes), ya me voy, aquí no están hablando de lo que nos interesa, la coordinadora está mejor enterada de la ley”, reclamó una maestra de la escuela Lucino Gaytán.

“Que ya no hable ese pelado, aburre”, gritó un maestro con la camisa empapada de sudor a otro de sus compañeros que no soltaba el micrófono.

En el salón principal era imposible evitarlo. Para entonces, Rafael Méndez había acumulado una torre de toallitas con las que se había limpiado el rostro. Nunca tomó asiento pero sí nota de cada inquietud.

Y es que los maestros hablaron de todo, hubo quienes aprovecharon para reclamar impermeabilizantes para sus escuelas y otros ocuparon su participación para denunciar que en escalafón solo ascienden los amigos de los líderes.

Al término del encuentro a Méndez Salas le tomó 45 minutos llegar a la oficina de Rolando Ríos ubicada a unos metros del salón, debido a la presencia de una multitud de profesores que no dejaban de hacerle llegar escritos.

“Nunca he ofrecido algo para que se aplaquen. En Río Bravo estuve con mil, el lunes regresan a trabajar, en Reynosa con 200 de 6 mil, nos dimos cuenta de que muchos son de contrato, son jóvenes que los están utilizando y también andan jubilados, son tres coyunturas que hemos encontrado en todo el estado».

«Los jóvenes son carne propia para muchas cosas, pero hay que conducirlos bien y decirles que este sindicato tiene historia…aquí todos nos necesitamos”, afirmó.

Notas relacionadas

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar