SECTOR SALUD; AUSENCIA DE INFORMACION GUBERNAMENTAL, CALDO DE CULTIVO DE RUMORES Y SUPUESTOS

0

Por: Mauricio Fernández Díaz

“El colmo, lo que jamás se había visto antes es la suspensión de intervenciones quirúrgicas por mandato de la dirección del nosocomio, obligado esto por la ausencia de material para corte, sutura, absorción y cuidados post operatorios.”

La falta de transparencia en el ejercicio de la función pública genera caos y levanta barreras de comprensión entre la sociedad civil y los gobernantes.

De la misma manera, la desinformación o información a medias son caldos de cultivo para que germinan los rumores, las hipótesis y hasta las calumnias que caen como semillas en tierra fértil ante ese vacío de comunicación que obligatoriamente debe haber entre el Gobernador y el pueblo que lo eligió.

De nada sirve tener una Coordinación de Comunicación Social que genera gastos administrativos en época de austeridad si el ejecutivo no entiende la imperiosa necesidad de transmitirle  a los tamaulipecos con honestidad y transparencia lo que en realidad está ocurriendo en el Estado.

Un caso específico –de los muchos que existen- es el delicado tema del desabasto de medicamentos y material quirúrgico en los hospitales y clínicas del Sector Salud, lugares en donde lo que está en juego nada menos que vidas humanas de ciudadanos en su mayoría de escasos recursos sin medios económicos para sufragar una operación, la compra de medicamentos para enfermedades crónico-degenerativas y hasta una consulta médica con sus respectiva receta.

Ellos, los más vulnerables, los que son entes deseables en época electoral y desechables cuando estas pasan hoy están sufriendo el infierno de ver a sus familiares -niños, ancianos, mujeres, embarazadas- retorcerse de dolor ante la carencia de medicamento en los hospitales del sector salud; Vamos, ya ni a paracetamol llegan, así de crítica se encuentra la situación.

El colmo, lo que jamás se había visto antes es la suspensión de intervenciones quirúrgicas por mandato de la dirección del nosocomio, obligado esto por la ausencia de material para corte, sutura, absorción y cuidados post operatorios.

Circulan en la red los oficios firmados por Directores de nosocomios y Sub Directores de quirófano en los cuales oficializan la suspensión de todo tipo de operación hasta en tanto se cuente con el material necesario para poder realizarlas.

Los trabajadores de varios hospitales se han manifestado abiertamente ante la comunidad para exponer de viva voz las carencias y necesidades que padecen y pedir la intervención urgente de la Secretaria de Salud y del Gobernador del Estado.

Y es aquí donde viene la confusión, la duda, la desinformación.

Por un lado la Procuraduría anuncia la detención de un par de sujetos acusados de robarse y retener medicamentos en un hospital del sector salud, con lo que se pretende hacer creer que estos hechos son los causantes de la crisis de medicamentos por la que pasan los hospitales, algo así como atribuir la muerte de un elefante a la picadura de una hormiga.

Fue demasiado evidente el afán de desviar la atención, de buscar  culpables que sirvieran de pararrayos ante la indignación ciudadana.

Por otro lado, el Gobernador dio una conferencia  en la cual asegura que ya se encuentran abastecidos los hospitales con algo así como el 75%  del material quirúrgico y medicinas, en el mismo momento en que los usuarios de este servicio, así como los trabajadores se quejan precisamente de lo contrario, o sea, de la ausencia de material y medicamentos lo que es solo reflejo de la falta de una política de comunicación que vincule al gobernante con la sociedad.

El Gobernador expreso una postura que, para decir lo menos parece incongruente con la realidad que están viviendo los usuarios del servicio médico al decir en su discurso pronunciado ante el Secretario de Salud Jose Narro Robles que “la salud de los tamaulipecos es prioridad de su gobierno” afirmando que “la única forma de apoyar a las familias es ofreciendo una atención de calidad y garantizando el abasto de medicamentos en clínicas y hospitales”.

Decir esto cuando es del dominio público que el sector salud en Tamaulipas está en etapa terminal es una muy desafortunada declaración, por decir lo menos, como igual de inadecuado fue el asegurar que “Vamos a poner orden y el sector salud no va a ser la excepción, porque CON LA SALUD DE LOS TAMAULIPECOS NO SE JUEGA, ESTA EN JUEGO EL FUTURO DE NUESTROS HIJOS, LA SALUD DE LOS TAMAULIPECOS”.

En esta parte de su alocución uno se pregunta si el Gobernador está realmente enterado de la situación que priva en la Secretaria de Salud, en donde, como ya dijimos antes no se realizan intervenciones quirúrgicas por falta de material y mucho menos está garantizado el abasto de medicamentos en clínicas y hospitales como asegura que es prioridad de su administración.

Y si bien acuso de manera muy vaga y sin dar nombres a personas que en el gobierno de Egidio se robaban medicamentos, y asevero que “ya hay denuncias penales”, jamás les puso nombre a los supuestos delincuentes, quedando como una mera anécdota para consumo popular.

Resalta en esta situación el grave problema que tiene el Gobernador en materia de comunicación y vinculación con la sociedad; Existe desinformación o información a medias, y es que en estos nueve meses y medio de administración, ni él, ni alguno de sus Secretarios han dado la cara en rueda de prensa para explicarle a la población que están haciendo, que avances se llevan en materia de seguridad, de empleo, de bienestar social etc.

Pareciera que la ley del silencio impera en la estructura gubernamental, y la población en general se nutre más de rumores y supuestos que de realidades.

¿En realidad no sabía el Gobernador el gravísimo problema del Sector Salud?

Si no lo sabía, malo; Si lo sabía, peor.

En fin, esperemos y confiemos en que, como lo prometió, en dos meses este totalmente regularizada la entrega de medicamentos y material quirúrgico y, si no lo hay en el hospital, se les dará un vale para que lo surtan en cualquier farmacia.

“Vamos a poner orden y el sector salud no va a ser la excepción, porque con la salud de los tamaulipecos no se juega, está en juego el futuro de nuestros hijos, la salud de los tamaulipecos”, aseveró el titular del Ejecutivo Estatal.

Dio a conocer que si un proveedor incumple con la entrega de alguno de los medicamentos del cuadro básico, está obligado a otorgar un vale al paciente que lo requiera para que surta su receta en cualquier farmacia privada.

 

 

 

Comparte:
Share.

About Author