AHORA RESULTA…

0

VIDA DIARIA

ROSA ELENA GONZALEZ

Ahora resulta…

Ahora resulta que el pueblo debe disculpar a nuestros Diputados porque son humanos y como todos nosotros se equivocan, que además prometen corregirse y que ya pondrán más atención, bonita situación, que alguien les explique que  su obligación es velar por el bien de  la población.

 Definitivamente estamos como la Rana Rene, ya habíamos pensado no tocar más el asunto de los legisladores locales y el tema de la Reforma al Código Penal de Tamaulipas pero luego vemos las declaraciones de los diputados y se nos pasa.

En resumen, todos reconocen, Diputadas y Diputados locales, que no leyeron la iniciativa de la Reforma al Código Penal de Tamaulipas.

Dicen que es de sabios reconocer los errores pero la verdad, lo dicho por quienes se dicen son nuestra voz en el Congreso y trabajan por el bien de Tamaulipas, sonó a cinismo puro.

Calladitas y calladitos se hubieran visto más bonitos, ofenden la inteligencia del pueblo con lo que ellos creen es honestidad pero que solo deja en evidencia su falta de oficio político e irresponsabilidad.

Mal, definitivamente andan muy mal nuestros “representantes” populares desde el momento que reconocen ni siquiera se preocupan por leer lo que aprueban, entonces, ¿qué demonios hacen?

Luego dicen que enmendarán su error, que lo sucedido les servirá de experiencia para, en la próxima, leer más lo que aprueban, a los Diputados les debe quedar claro que no nos están haciendo un favor, es su chamba, ya que no sepan ni siquiera leer es otra cosa.

También se escudan diciendo que ellos no hicieron el documento, por DIOS, si no son capaces de leer menos tendrán la capacidad para hacer una iniciativa de decreto.

No faltó quien dijera que ellos solo aprueban pero no es su culpa que se hagan reformas equivocadas, ¿a qué juegan, qué nivel de intelecto tiene el huésped en esta legislatura del Congreso local?, muy bajo.

Con estos Diputados, como dijera MAFALDA, “Que paren este mundo que me quiero bajar”, madamas tenemos los malos y los peores.

Siete meses llevan ya sentados cómodamente en su curul, cobrando su dieta mensual y todavía no entienden cuál es el compromiso con el pueblo.

Dicen los Diputados que el aprobar sin leer el primer intento de Reforma al Código Penal de Tamaulipas les servirá de experiencia, lo cierto es que en su caso no se vale aprender echando a perder.

Otra verdad es que la experiencia será para el pueblo. Servirá para que en la próxima elección se analice bien qué clase de legisladores requerimos en este bello Estado, no se necesitan figuras de ornato ni personajes de bisutería de esos que aparentan tener color pero apenas se exponen a la luz se opacan y apocan.

Lo que se necesita es que verdaderamente nuestros legisladores se apliquen en lo suyo, que toda iniciativa que propongan o al acuerdo que lleguen sea para bien de todos, pero de verdad, de todos los ciudadanos, no solo de unos cuantos.

En fin, la situación es que estamos como la Rana Rene, ya habíamos decidido no mencionar más la torpeza de las y los Diputados pero luego al ver y escucharlos  decir que se equivocaron, que no leen lo que aprueban, que para la otra pondrán más atención como si legislar por el bien de Tamaulipas no fuera su obligación, se nos pasa.

Comparte:
Share.

About Author