REUBICAR Y REASIGNAR MAESTROS, EL GRAN RETO DE HECTOR ESCOBAR SALAZAR

0

Poco a poco las nuevas autoridades de educación en Tamaulipas conocen el estado real que guarda la entidad en esta prestación social del gobierno, federal en primera instancia y estatal en coordinación con aquél.

A poco más de seis meses de la toma de posesión del cargo de la mayoría de los nuevos funcionarios, ya tienen un retrato de los desafíos prioritarios y los que pueden dejarse para un poco después, amén los requerimientos a largo plazo.

La semana pasada el titular de la Secretaría de Educación de Tamaulipas, Dr. Héctor Escobar Salazar, hizo declaraciones a la prensa estatal, en relación al reacomodo o reubicación de docentes y personal administrativo en planteles donde se requieren con urgencia.

Por el momento habló de Reynosa, la tierra natal del Sr. Gobernador, donde hacen falta profesores de distintos niveles educativos, sin dejar de reconocer que a lo largo de la frontera esta exigencia de profesores es necesaria.

El desafío que tiene el Dr. Escobar y el mismo gobierno del estado, es el convencer a los docentes y a su sindicato para regresar a la frontera, puesto que hubo escuelas que no solo se quedaron sin estudiantes, sino también sin maestros y empleados por temas de seguridad pública.

Las autoridades de la sección 30 del SNTE, desde la época del Sr. De Villagrán, Arnulfo Rodríguez Treviño y en la del mantense, ahora regresado a la curul de San Lázaro, Jesús Rafael Méndez, se vieron precisados para intervenir ante la Secretaría de Educación de Tamaulipas, por los ¿cientos? de profesores que urgieron cambio de adscripción por los ‘eventos’ que les tocó presenciar.

Un caso muy sonado fue el de la escuela secundaria de Cruillas, donde maestros y familias locales, abandonaron el poblado por la misma causa y el cabo de un tiempo, la comunidad regresó a sus casas exigiendo el retorno de maestros, aunque éstos ya estaban asignados a otros centros escolares.

La SET en aquél entonces no tenía forma de convencer a los docentes para cubrir esas plazas y no hubo presupuesto para contratar nuevos maestros.

La alternativa de las autoridades, en aquél momento, para que los escolares de esa cabecera municipal no quedaran más sin educación, fue que la secundaria general se convirtiera en Telesecundaria.

Lamentablemente el asunto se hizo más conflictivo cuando los padres de familia rechazaron la propuesta de la SEP.

Particularmente en la capital del estado y en algunas ciudades hay escuelas y dependencias de la Secretaría de Educación con exceso de personal, entre docentes y empleados de apoyo a la educación, pero también es cierto que el patrón –gobierno- debe otorgar las mínimas garantías para el desempeño de la función.

El matamorense especialista en educación, como primera autoridad en esta área, tiene mucho más temas que afectan ésa sensible área social. Sin embargo el gobernador García Cabeza de Vaca ha confiado en que Escobar Salazar puede con esa responsabilidad.

Seguramente a estas alturas el titular de educación en el estado, tiene claro el padrón de alumnos, grupos, escuelas, maestros y empleados de la Secretaría a su encargo; por lo tanto, quizá lo que sigue es entablar convenios con, el también matamorense, Profesor Rigoberto Guevara Vázquez, Secretario General de la Sección 30, del SNTE, para ofertar condiciones laborales seguras a los maestros del estado.

El camino que se abre es esperanzador, aunque no del todo halagüeño, pero existe la voluntad política y sindical para que los maestros de Tamaulipas laboren en las mejores condiciones, incluyendo la seguridad.

Comparte:
Compartir.

Sobre el Autor