MANO CON MANO.

0

 

ANECDOTARIO.

POR JAVIER ROSALES ORTIZ.

 

RELATO.-Como el lema de un añejo gobierno de Tamaulipas, la UAT y la actual administración panista se unen en público para sacar adelante a la comunidad universitaria en estos momentos de dificultad inaudita y que mejor eso, si es el ingrediente exacto para crecer, para superar situaciones, para buscar alternativas que son necesarias para una juventud que aun puede estar confundida.

“Mano con mano” se dieron el rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, Enrique Etienne Pérez del Río, y un representante del régimen estatal, quienes están conscientes de que sin la unidad nada funciona, por el contrario si existen diferencias todo se condena al tremendo fracaso.

Pero el rector es un hombre maduro, inteligente y sabe de política, porque su trayectoria que tuvo mucho que ver con un organismo electoral  lo ayudo a enterrarse y sacudirse les espinas, más aun cuando estuvo enfrente de los más variados partidos políticos que poco se quejaron  de un señorón que tuvo tacto para sacar adelante su encomienda.

Y hoy, al frente de la UAT, Etienne suma ya tres años y se le nota satisfecho, confiado y enamorado de una universidad que ha cruzado por serias etapas, las cuales no lo han puesto nervioso porque sabe decidir y seleccionar las alternativas que toquen rápido una solución que no enlode el nombre de su alma máter que logro ascender 20 escalones más a nivel nacional, según lo dijo en su tercer informe.

El rector no se inmutó cuando señaló que la UAT es parte del cambio y, cómo no, si el exilio significa expulsión, algo a lo que una persona inteligente no debe de recurrir ni de broma.

A los universitarios les dejo un buen sabor de boca la actitud que adoptó su rector en la asamblea universitaria en la que rindió cuentas de su tercer año de gestión, porque defendió la verdad, la belleza y la probidad, que son las que dan vida a una casa de estudios que es el hogar de brillantes estudiantes, maestros universitarios e investigadores que han puesto por encima el nombre de Tamaulipas a nivel nacional y en el extranjero.

Tiene la seguridad, el rector, de que este gobierno panista de Tamaulipas respetara la autonomía, que es lo menos que un universitario puede pedir, como lo han hecho con anteriores gobiernos en esta entidad.

Por ello juntos, unidos, la UAT y el gobierno caminaran para velar por una juventud  que siempre busca un mejor futuro.

Bien por Don Enrique, porque aún con los cambios que se hicieron en este su tercer informe para el ahorro de recursos que solo sirven para el lucimiento, hizo interesante el momento al definir una clara postura sobre un gobierno que apenas se estrena.

Por eso la grey universitaria, tiene rector para rato.

RELATO 2.-Los que están muy activos y que son poco considerados por los medios son los abogados, quienes no se duermen en sus laureles y hacia adentro realizan sesiones que les permiten enriquecer sus conocimientos, sobre todo cuando el desarrollo de temas interesantes salen por la boca de llamativos invitados que son expertos en la materia.

Fue el caso, por ejemplo, del licenciado Gastón Ruiz Saldaña, titular del juzgado uno de primera instancia en materia civil de la primara judicatura del estado,

quien demostró destreza sobre el tema de La Oralidad Mercantil, lo cual ya no se concreta solamente a la materia penal.

Frente al Colegio de Abogados de Ciudad Victoria el juez especificó que los procesos orales en materia mercantil ya son acariciados por los interesados y que, según los planes, el próximo año un juicio ejecutivo mercantil oral que será sumamente interesante.

Regularmente los integrantes del Colegio de Abogados tienen enfrente a expertos en la materia, quienes hacen suyo temas  que nutren, que despejan dudas, que sirven para que los profesionales del derecho ya consagrados le sirvan a Tamaulipas conforme los cambios que se vienen dando.

Por eso es justo hablar de las actividades que organizan.

Porque son interesantes, para todo público.

 

Correo electrónico: tecnico.lobo1@gmail.com

Comparte:
Compartir.

Sobre el Autor