Balconean prepotencia de alcalde de San Fernando

0

Por: Redaccion

*Con sus guaruras fuertemente armados estuvo a punto de paralizar producción de gas.

Agencia ANTAM.
San Fernando, Tamaulipas.- La producción gasera en la zona de “Los Nejos”, localizada en el municipio de San Fernando, se vio amenazada en el mes de diciembre anterior, luego que el alcalde Mario de la Garza Garza acompañado de funcionarios de su administración y guardaespaldas fuertemente armados, trataron de introducirse por la fuerza en sus instalaciones.

El edil quiso entrar sin autorización al perímetro donde se localiza el pozo no. 57 del complejo “Los Nejos”, donde horas antes se había registrado una gigantesca fuga de gas, que tardó varios días en ser controlada.

A dicho lugar llegó el presidente municipal de San Fernando, exigiendo ser informado de la situación, así como haciendo un reclamo por adeudos que PEMEX mantiene con ejidatarios de esa zona, que han sufrido afectaciones por la explotación de hidrocarburos.

Un testigo de estos hechos, refiere que el incidente donde el alcalde discutió acaloradamente con Domingo Vargas, coordinador de la empresa Iberoamericana de Hidrocarburos S.A. –IHSA- se registró el pasado 19 de diciembre, cuando Mario de la Garza por la fuerza quiso meterse en las instalaciones, a lo que el responsable de esa área de trabajo donde se extrae gas natural, se opuso.

Los custodios del alcalde trataron de entrar apoyados en potentes armas, pero fueron conminados a desistir, siendo advertidos que la zona donde se localiza el pozo se encuentra protegida por un sistema, que al detectar la presencia de armas de fuego, de inmediato provoca la paralización de las actividades.

Muy enojado, el presidente municipal de San Fernando “prometió” tomar medidas en contra de PEMEX y la empresa IHSA por el hecho de no respetar su investidura, al grado de negarle el acceso a las instalaciones del pozo no. 57.

Por su parte, el encargado de la zona le notificó al representante popular que el tema de los pagos pendientes con los ejidatarios ya se estaba viendo por parte de la empresa IHSA con los afectados y que de ninguna manera forma parte de las atribuciones del alcalde introducirse a un terreno donde se ubican instalaciones consideradas como estratégicas.

Empleados del lugar, dijeron que si los guardaespaldas armados del alcalde, se hubieran introducido por la fuerza al perímetro del pozo no. 57 se habría producido una alerta máxima y la producción se hubiera detenido como parte de los protocolos de seguridad establecidos por la empresa, ante la situación de inseguridad que prevalece en esa zona de Tamaulipas.

Comparte:
Compartir.

Sobre el Autor